Sobre mí…

10384802_769986243021755_7981327567959290191_n

En el año 91, estando en París, se desplomaba un modelo… los voceros de los que viven en la opulencia se frotaban las manos, brindaban con champagne e imaginaban un mundo con otras fronteras para seguir ahogando a la humanidad en el fango con la obscenidad de sus ansiados beneficios.

Comenzaba la estación sombría del “todo vale” a costa de machacar al prójimo, sin contrapeso alguno. Se daba comienzo a ese “fin de la historia” que iba a ser protagonizado por la competición de los mercados.

A pesar de todo ello, el rumbo que parecía tomar ese “fin de la historia” no estaba claro. Siete años después de aquel fatídico verano del año 91, un grupo de jóvenes revolucionarios haciamos nuestras aquellas ideas que en 1848 le daban forma y contenido a la palabra comunista. Años y años de infatigable actividad en esa juventud comunista de Asturias, fueron escuela elemental para aprender a combatir a este sistema capitalista, injusto e inhumano. Fueron momentos que sirvieron para poner los pies en la tierra, para aprender a ser humilde, para aprender a escuchar a aquellos que nunca se les permite levantar y alzar la voz. Aprendimos a trabajar con mucha gente en el instituto,en  la universidad y en el trabajo.

A continuación llegaron tiempos de mayor madurez, y el Partido Comunista (PCE) que daba realidad a esa herramienta juvenil de lucha, exigía el concurso de mis más modestos esfuerzos. A partir de entonces, la lucha y mi implicación consciente en ella han sido una dialética constante en mi día a día y más aún en las condiciones actuales, en las que nuestro planeta se encuentra inmerso en una cruenta crisis económica, política,social, ecológica y alimentaria .

El esfuerzo por cambiar el estado de las cosas depende, hoy más que nunca, de nosotros mismos. Tenemos que pasar a la ofensiva, y desde la unidad de las ideas, sin sectarismos ni dogmatismos, plantarle cara a ese enemigo común que tenemos los trabajadores y las gentes humildes para avanzar con paso firme hacia la construcción de otro mundo.Ese en el que tu, yo y aquel, todos en igualdad de condiciones, tengamos derecho a decidir; ese en el que sólo importe el ser humano y no el interés por preservar la riqueza de unos pocos.

Me despido, con fuerte abrazo revolucionario, convencido, como nos dijo un gran político y pensador del siglo XX, que:

“Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños.  De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía” V. I. Lenin.

Seguimos en combate por el socialismo

Soy licenciado en historia y me encuentro en el paro.

Milito en el Partido Comunista de Asturias (PCE) desde los 14 años, y en el presente soy el Secretario político del PCA en la ciudad de Gijón , responsable de Comunicación del Comité Central del PCA y miembro de su comisión permanente así como del Comité Federal del PCE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s